Joan y Emma de can Pau Bernadó

Emma estudió arquitectura técnica especialidad bioconstrucción y un máster en desarrollo sostenible e ingeniería ambiental. En los últimos años se ha volcado hacia el auto-conocimiento a través de diferentes disciplinas. Practica regularmente yoga, danzas africanas y está empezando a tocar el acordeón.

 

Juan es licenciado en ciencias ambientales y compagina las tareas de granja con la enseñanza de biología y geología en escuelas públicas de secundaria. Hace unos años aprendiendo muy poco a poco a tocar el flautín y el tamboril.

 

Nuestros caminos se cruzan en 2006 en medio de la Breda de la plaza de Arenys de Munt. Allí, y ritmos de Salseta del Poble Sec comienza un conocimiento que perdura hasta el día de hoy. Pocos meses más tarde azar nos ofrece la posibilidad de vivir como masoveros en Can Pau Bernadó y así, durante la festividad de los tres vueltas del año 2007 pasamos a formar parte de la historia de esta masía de origen incierto ( XVIII-XIX aprox). Desde entonces, somos la pareja de colonos de Can Pau Bernadó. Hemos aprendido a convivir en la diferencia, el respeto y la tolerancia, la sinceridad, la resiliencia y sobre todo el amor el aprecio y la amistad. El entorno privilegiado de que disfrutamos entre los riales de las Albes y de Pasqual, nos hace sentir vivos y arraigados en este rincón del mundo que nos ha tocado vivir, disfrutar, trabajar cuidar y amar. Desde un primer momento nos sentimos los responsables de este rincón del mundo y poco a poco vamos conociendo sus singularidades y virtudes.

 

Paralelamente a este arraigo, siempre hemos sentido la necesidad de compartir con amigos, conocidos y familiares todo este entorno y así en el año 2010 creamos la asociación Piensa en vino que tiene como objetivo dar a conocer el patrimonio natural, histórico y cultural fomentando el aprecio para promover un reencuentro entre las personas y el medio que nos rodea aprendiendo a sacar provecho de forma sostenible y potenciando el desarrollo económico local tomando como ejes vertebradores la viña y el vino.

 

Finalmente en 2012 tras años sembrando judía de gancho, calçots y huerta, decidimos centrarnos únicamente en la viña y activamos la bodega Talcomraja.

 

Actualmente por motivos de legislación no hemos podido replantar el viñedo de Can Pau Bernadó y trabajamos dos hectáreas de viña, una en Mataró (San Martín de Mata) y el otro en Sant Cebrià (Can Vallfogona).